Posteado por: Que es proyecto | abril 13, 2011

Análisis del problema primer paso para realizar un proyecto turístico.

Si lees el siguiente artículo identificaras los pasos iniciales para realizar tu proyecto turístico. Además, este artículo es en respuesta, a la colaboración para desarrollar un proyecto turístico con la asociación de mujeres en Cadeate en la provincia de Santa Elena en Ecuador.

Los beneficios que puedes extraer del artículo, es que los pasos para realizar un proyecto turístico pueden ser aplicables en la realización de tu proyecto.

El primer paso para realizar un proyecto independiente de su finalidad es la definición del problema, y realizar el árbol del problema. Esto consiste en analizar el problema, describiendo la situación problemática, es decir, las causas y efectos, determinando el problema central. Para mayor comprensión puedes leer el siguiente artículo: http://queesproyecto.wordpress.com/2011/02/04/formulacion-del-problema-primer-paso-para-realizar-el-proyecto/

En proyectos turísticos es importante complementar el análisis del problema respondiendo las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué necesidad o problema se va a resolver?
  2. ¿Qué producto o servicio se va a desarrollar?
  3. ¿Cómo se  va a desarrollar el producto o servicio?
  4. ¿Qué tipo de recursos se utilizarán?
  5. ¿Dónde se localizará el proyecto?
  6. ¿Cómo se financiará?

En el análisis del problema también es indispensable analizar tres componentes básicos que conforman un producto, como un  paso para realizar el proyecto turístico, en lo que se refiere al análisis del problema.

De acuerdo con Pottstock, Corrales, & Schwartzmann (1997), el producto turístico lo constituye un conjunto de servicios y bienes que se ofrecen para satisfacer los requerimientos y expectativas del turista. En este contexto, la materialización de las prestaciones se traduce en actividades que el consumidor puede desarrollar, lo cual implica que las inversiones en proyectos turísticos deben resolver problemas relacionados con las componentes básicas que conforman el producto turístico: los atractivos, las facilidades y el acceso.

¿Cuáles serían los atractivos del proyecto turístico en Santa Elena; playas, sitios históricos. Qué y cuáles? ¿Es fácil llegar a la provincia? ¿Cómo son las vías de acceso?

Adicional, otro paso para realizar el proyecto turístico sería identificar la condiciones de todo el proceso productivo. El turismo enfrenta  una demanda a la cual se opone una oferta que mediante un proceso de venta satisface la primera con el producto turístico; para generar el producto se requiere de una infraestructura adecuada y un marco legal que regule las actividades del sector, otorgando tranquilidad a los inversionistas que desarrollarán los proyectos turísticos y tranquilidad a los consumidores del producto (Pottstock, Corrales, & Schwartzmann, 1997).

¿Que dicen los planes de desarrollo de la provincia de Santa Elena? ¿Incluyen el desarrollo turístico como un aspecto a invertir? ¿Cuáles son las normas del sector turismo en Ecuador y la región del proyecto?

Responder estas preguntas iniciales, nos permitirán analizar el problema, y determinar un bosquejo de prefactibilidad del proyecto. Es importante responder estas preguntas creando un documento.

Por último si deseas apoyo para tu proyecto, déjame un comentario.

Bibliografía

Pottstock, S., Corrales, A., & Schwartzmann, A. (1997). Metodología para la identificación, formulación y evaluación de proyectos de inversión en el sector turismo. Santiago de Chile: Instituto Latinoamericano y del caribe de planificación económica y social – ILPES.

Si estas pensando en realizar un proyecto de agua potable, uno de los pasos más importantes para llevarlo a feliz término, es la financiación. El siguiente documento te ilustra los requisitos exigidos por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial (MAVDT) para acceder a recursos de la nación para proyectos agua potable y saneamiento básico en Colombia.

Para realizar un proyecto de agua potable, se recomienda realizar los siguientes pasos, en la etapa de preinversión:

1. Formulación del esquema y descripción de la situación problema.

2. Diagnostico de la infraestructura actual y visión futura de la situación.

3. Análisis de la demanda

4. Balance oferta-demanda

5. Análisis de las alternativas

6. Análisis socioeconómico

7. Gestión de la financiación

De esta forma, de acuerdo con el Artículo 95 de la Ley 1151 del 24 de julio de 2007, mediante la cual se aprobó el Plan Nacional de Desarrollo, todos los proyectos del sector de agua potable y saneamiento básico que pretendan acceder a recursos de la Nación, deben ser radicados y viabilizados a través del mecanismo de la Ventanilla Única del MAVDT.

Para poder acceder a los recursos de la Nación, es necesario realizar la gestión de los estos como un paso adicional para realizar el proyecto. En este sentido, las entidades territoriales en Colombia deben cumplir los siguientes requisitos:

1. Que los proyectos hagan parte de un Plan Departamental de Agua y Saneamiento Básico. Uno de los pasos para realizar proyectos, es que estos estén alineados con los programas y políticas públicas de la sociedad. En Colombia el hecho de que un proyecto haga parte de la política de la lucha contra las pobrezas del plan nacional de desarrollo es un criterio de mucha importancia sobre la decisión a financiarlo.

2. Que las entidades territoriales hayan adelantado o estén adelantando el proceso de transformación empresarial, en cumplimiento de la Ley 142 de 1994.

3. Que  las entidades territoriales y las empresas prestadoras de los servicios de acueducto, alcantarillado y/o aseo cuenten con información completa cargada de manera continua en el sistema único de información – SUI, administrado por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios – SSPD, con una antelación no inferior a seis (6) meses de la fecha de presentación  de la solicitud, para lo cual la Superintendencia expedirá la certificación respectiva. Lo dispuesto en el presente numeral aplicará a las solicitudes presentadas a partir del 1º de Junio de 2008.

4. Que la entidad territorial cumpla con el Artículo 18 de la Ley 1066 de 29 de julio de 2006. Dicho artículo “prohíbe a la Nación otorgar apoyos financieros directos o indirectos a las entidades territoriales, sus entidades adscritas y vinculadas, así como a las demás entidades que dependan del respectivo ente territorial, que no cumplan oportunamente con el pago de los servicios públicos domiciliarios y de alumbrado público…”

5. Que la entidad se encuentra a paz y salvo por concepto de giro de subsidios con todos los prestadores de los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo.

Por último, es importar tener en cuenta que cada proyecto es único y posee variables que requieren de la experiencia y pericia de quienes conocen el problema.

Si deseas apoyo con tu proyecto, déjanos un comentario.

 

Bibliografía

Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. Viceministerio de Agua y Saneamiento. (2008). Guía de acceso, presentación y viabilización de proyectos del sector de agua potable y saneamiento a financiar mediante el mecanismo de ventanilla única. Bogotá.

 

 

El objetivo por el cual es realizado un proyecto de agua potable es abastecer con agua de calidad y cantidad suficiente el consumo residencial, así como  el comercial e industrial. De esta forma, se espera proveer de agua en cualquier momento, es decir, cuando el usuario lo requiera. En este sentido, el sistema de agua potable debe tener capacidad para suplir la demanda máxima diaria, la demanda máxima horaria y adicionalmente disponer de un volumen de agua almacenada para contingencias.

El principal paso para realizar un proyecto de agua potable es la estimación de la demanda individual  de agua, porque de dicha estimación depende el dimensionamiento del proyecto. La demanda es una función de varias variables, entre las de mayor relevancia se tiene el precio (cargo variable de la tarifa), los ingresos de las personas (consumidores), el precio de productos relacionados, los gustos, el clima, la existencia en la vivienda de un sistema de alcantarillado y otros menos importantes (Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social – ILPES, 1996).

Una vez estimada la demanda se puede determinar la capacidad del  sistema del proyecto. El siguiente paso para realizar un proyecto de agua potable es determinar la capacidad del sistema actual de agua potable para cada elemento; fuente  de agua, conducción, regulación y distribución.

La demanda estimada debe confrontarse con la capacidad que presenta el servicio en operación, con lo cual se obtendrá un balance oferta-demanda  que señalará anualmente cual es el déficit que presenta el sistema existente. Si no existe un sistema de agua potable, la oferta actual es nula.

Establecidos los requerimientos de infraestructura se estudian las alternativas técnicamente viables de implementar para mejorar y/o ampliar el sistema dejándolo con la capacidad de producción necesaria para atender la demanda.

Por otra parte, adicional al estudio de demanda para determinar la capacidad del sistema de agua potable, se requiere información acerca del diagnóstico actual con el fin de determinar las condiciones de infraestructura del sistema de agua potable, que apoye la decisión de inversión. Por esta razón algunos de los pasos necesarios para realizar los proyectos de agua potable son:

1. Establecer la cobertura y número de conexiones de agua potable y alcantarillado intradomiciliario.

2.  Identificar la cobertura de agua potable en base a piletas públicas.

3.  Analizar la población que utiliza fuentes alternativas de agua, señalando tipo de fuentes y el sistema de mayor utilización; pozo comunitario, camión aljibe, manantial, entre otros.

4. sistemas alternativos de disposición de aguas servidas en uso por la población fuera de cobertura de redes (letrinas, fosa séptica, otros);

Por último, para la definición de la situación inicial para realizar un proyecto de agua potable y/o alcantarillado, se debe tener información detallada de la población y viviendas, nivel socioeconómico de la población, ubicación geográfica del área de influencia, tipos de viviendas, otros servicios públicos que se ubican en el área, especialmente alcantarillado y aguas lluvias, etc. Es necesario incorporar una descripción detallada del problema que presenta el abastecimiento de agua y la disposición de aguas residuales y excretas, en lo posible por sectores poblacionales.

Si deseas apoyo para hacer tu proyecto de agua potable y/o alcantarillado déjame un comentario. Con gusto te ayudaremos a realizarlo.

 

Bibliografía

Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social – ILPES. (1996). Guía para la identificación y formulación de proyectos de agua potable y saneamiento. Santiago de Chile: Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social – ILPES.

 

 

Posteado por: Que es proyecto | marzo 17, 2011

Principales pasos para hacer un proyecto de agua potable.

Aunque es necesario un equipo multidisciplinario de ingenieros, este artículo te proporciona los principales pasos para hacer un proyecto de agua potable y/o alcantarillado sanitario, con respecto a la formulación conceptual y factibilidad.

La importancia en el abastecimiento de agua potable y alcantarillado radica en que son bienes que contribuyen directamente sobre la calidad de vida de las familias. Muchos estudios han demostrado entre sus beneficios la disminución de la diarrea, la ascariasis, la esquistosomiasis, la dracunculiasis y el tracoma. Además de impactos indirectos sobre la productividad de los trabajadores, eliminación de focos de infección, entre otros.

Y si a lo anterior se le agrega que un alto porcentaje de las localidades urbanas y rurales de América Latina y el Caribe carecen de un suministro adecuado de agua potable y de tratamiento de aguas servidas y excretas. Todo esto conlleva significativos costos desde el punto de vista social y económico que generan situaciones de insalubridad, mala calidad de vida y una restricción adicional para alcanzar niveles superiores de bienestar y expansión económica. (Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social – ILPES, 1996)

Antes de exponer los pasos para hacer un proyecto de agua potable y/o alcantarillado se requiere definir la tipología. Aunque la definición de la tipología se puede considerar como el primer pasa para hacer un proyecto.

De acuerdo con el ILPES, Los tipos de proyectos de agua potable se pueden clasificar en:

  • Proyectos de instalación de servicio: cuyo objetivo es dotar de un sistema de abastecimiento de agua potable a una sociedad que no lo posea.
  • Proyectos de mejoramiento del servicio: el objetivo de este tipo de proyectos es restablecer la calidad del servicio ya existente y ampliar la capacidad.
  • Proyecto de ampliación del servicio: cuyo objetivo consiste en aumentar la capacidad de abastecimiento sin modificar la calidad del servicio, es decir, incorporación de nuevos usuarios.
  • Reposición de servicio: Este tipo de proyecto se caracteriza porque comprende la renovación parcial o total de la infraestructura existente, con o sin cambio de la capacidad y calidad del servicio.

Por otra parte, los proyectos de alcantarillado sanitario se pueden clasificar en:

  • Instalación de un sistema de alcantarillado: cuyo objetivo es dotar de alcantarillado a una sociedad desprovista totalmente de este servicio. Desde las redes de recolección hasta la evacuación final.
  • Extensión de redes de alcantarillado con conexiones domiciliarias: cuyo objetivo es dotar de un sistema de alcantarillado, a una sociedad con bajos ingresos que carece de este.
  • Aumento de capacidad del sistema: permite el aumento de la capacidad de diversos elementos del sistema en operación, permitiendo optimizar la operación del mismo  en las condiciones de carga actual y la incorporación de nuevos usuarios.
  • Construcción de planta de tratamiento de aguas servidas o emisario submarino: cuando ue los niveles de contaminación de los cuerpos receptores han excedido los niveles máximos de contaminación permitidos en las normas sanitarias, de acuerdo al uso del cuerpo o curso receptor respectivo, se puede considerar la construcción de un emisario, que consiste en evacuar las aguas servidas en cierta distancia de la costa.

Los pasos más importantes para hacer un proyecto de agua potable son:

  1. Esquema global de formulación
  2. Descripción del área del proyecto
  3. Descripción y diagnostico de la infraestructura actual
  4. Optimización de la situación
  5. Análisis de la demanda
  6. Balance oferta-demanda
  7. Análisis de las alternativas
  8. Selección de la alternativa más económica
  9. Análisis socioeconómico

Si realizas los pasos para hacer un proyecto de agua potable, la formulación de tu proyecto será exitosa, al contar con las características principales para desarrollar un proyecto de agua potable y/o alcantarillado.

Si tienes algún proyecto, en el cual desees apoyo para realizarlo. Déjame un comentario.

 

Bibliografía

Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social – ILPES. (1996). Guía para la identificación y formulación de proyectos de agua potable y saneamiento. Santiago de Chile: Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social – ILPES.

Si lees el artículo aprenderás los pasos más importantes de cómo elaborar un proyecto de vivienda social exitoso, es decir, para que sea financiado por los ministerios, gobernaciones y/o alcaldías municipales en Colombia.

Una vez analizado el problema, y sabiendo que se requieren soluciones en vivienda. El siguiente paso para realizar los proyectos de vivienda social en Colombia es definir el objetivo general del proyecto. Una forma de definir el objetivo es utilizar la técnica de arboles; esta técnica se expone en el articulo “La importancia de un objetivo adecuado. Ejemplo del tercer paso para realizar un proyecto”

En este sentido, el principio de los objetivos sobre los cuales se deben desarrollar los proyectos de vivienda social con el fin de solicitar recursos a los gobiernos locales y nacionales en Colombia son:

1. Mejoramiento de vivienda rural

2. Construcción de vivienda de interés social rural

3. Mejoramiento de vivienda urbana

4. Construcción de vivienda de interés social urbana

El principio del objetivo determina la formulación del proyecto de acuerdo con las exigencias normativas de los ministerios. Si el proyecto de vivienda es rural corresponde al Banco Agrario la elegibilidad del proyecto, y la solicitud de financiación debe ser presentada al Ministerio de Agricultura.

Por otra parte, si el proyecto de vivienda es urbano corresponde a La Financiera de Desarrollo Territorial S.A., FINDETER la elegibilidad del proyecto, y la solicitud debe presentarse al Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial.

En este sentido, el segundo paso para elaborar el proyecto de vivienda es cumplir con documentos exigidos por el organismo de elegibilidad del proyecto. La elegibilidad, es la manifestación formal mediante la cual y según la documentación aportada por el oferente, después de la visita de inspección, la entidad evaluadora emite concepto favorable de viabilidad a los planes de soluciones de vivienda a los cuales los beneficiarios aplicaran el Subsidio Familiar de Vivienda (SFV).

Este es el paso más importante para obtener la financiación del proyecto. Requiere del mayor esfuerzo en la consecución y manejo de la información necesaria para cumplir con los documentos exigidos.

El tercer paso para elaborar el proyecto de vivienda es analizar a los beneficiarios, los cuales están clasificados en: Damnificados, Dependientes o con trabajo formal, Independientes y Desplazados.

Los requisitos principales para acceder a la financiación que deben cumplir los beneficiarios son:

1. No tener propiedad, excepto el lote, cuando es mejoramiento de vivienda. En caso de construcción de vivienda nueva este requisito es evaluado de acuerdo con los proyectos de equipamiento y dotación de servicios del posible terreno de construcción.

2. No haber recibido subsidio de ningún tipo para inversión en vivienda.

3. No poseer ingresos superiores a 4 Salario Mínimos Legales Vigentes (SLMV)

4. Poseer conformado un hogar.

Estos tres pasos son omitidos en la formulación de la mayoría de los proyecto de vivienda en Colombia, es decir, representan los errores más comunes cuando se quiere solicitar financiación. Estos pasos son necesarios para obtener financiación del proyecto de vivienda de interés social.

Por último, es importante tener en cuenta que los proyectos de vivienda requieren de presupuesto y operaciones únicas, de acuerdo con las obras a realizar. En este sentido, el éxito en un proyecto de vivienda social está dado por la planificación, la evaluación y la toma decisiones consensuadas según el criterio de económica del bienestar.

Si tienes dudas sobre un proyecto de vivienda déjame un comentario.

Si lees este artículo aprenderás los principales pasos para realizar un proyecto de vivienda social en la etapa de inversión.  Podrás identificar de forma sencilla los pasos de cómo elaborar un proyecto de vivienda y aplicarlos en la formulación del tuyo.

Los pasos para realizar un proyecto se determinan según las etapas o ciclo del proyecto: Preinversión, Inversión y Operación.  El principal objetivo de la preinversión es analizar la decisión para ejecutar el proyecto. La inversión es la ejecución de los recursos con el fin de consolidar y materializar las viviendas. La operación son las actividades para la entrega de las viviendas a los beneficiarios.

En este sentido, unas vez realizados los pasos para elaborar un proyecto de vivienda en la atapa de preinversión explicados en el articulo “Pasos iniciales para elaborar un proyecto de vivienda social. Preinversión.” Donde se analizo el problema, y se concluyo que la decisión correcta es ejecutar un proyecto de vivienda, se inicia con la siguiente etapa que es la inversión.

La inversión es donde se efectúan las acciones, recursos y actividades para materializar el proyecto. También se le conoce como etapa de ejecución. Los pasos que debes seguir para realizar el proyecto, en esta etapa son:

Inversión

La etapa de inversión incluye dos pasos para realizar el proyecto: Diseño y La ejecución de la obra civil.

Diseño

El diseño debe incluir los siguientes puntos para ejecutar el proyecto:

1. Los planos generales y detallados del proyecto, donde se detalle el modelo de la vivienda, y el diseño del loteo, la capacidad del terreno y ubicación de las viviendas. Además se debe estudiar los proyectos de urbanización y equipamiento de las viviendas en cada uno de los puntos aquí mencionados, es decir, planos, especificaciones técnicas, cubicaciones y presupuesto. En Colombia se debe cumplir con los requisitos de exigencia de urbanización y equipamientos del terreno antes de solicitar financiación a gobiernos locales o nacionales para construcción de vivienda.

2. Especificaciones técnicas, es decir, especificaciones de los materiales que deben utilizarse.

3. Cubicaciones, esto hace referencia a la estimación de las cantidades de cada material que será utilizado.

4. El presupuesto, que se refiere a costear los materiales a utilizar.

Ejecución de la obra civil

En el desarrollo de la obra civil el primer paso para realizar el proyecto es definir la forma de ejecución. Puede ser realizada por una empresa especializada, por autoconstrucción o por ayuda mutua.

Si se desea que la obra sea realizada por una empresa especializada se debe desarrollar un proceso de licitación pública. Una vez se adjudica la licitación se debe formalizar el contrato de ejecución de la obra. Los tramites y normas de licitación pública y oficialización del contrato dependen de cada país, puede ser algún tipo de aprobación previa por parte del municipio, la autoridad ambiental, un Ministerio u otra entidad pública.

Si se desea que la ejecución sea por autoconstrucción se requerirá contar con asistencia técnica de expertos, que asegure la calidad y la eficiencia del proyecto durante el proceso constructivo. La ventaja de utilizar la autoconstrucción para la ejecución de la obra es que se puede solicitar apoyo a los beneficiarios, lo cual permitirá reducir los costos de mano de obra no especilizada.

En ambos casos se requiere la supervisión de la ejecución, a través de inspección técnica presente en la obra. Donde se evalué el cumplimiento de las especificaciones técnicas, los correctos procedimientos constructivos, pruebas de laboratorio con respecto a la calidad de los materiales utilizados, especificaciones del contrato, entre otros.

Si deseas apoyo para realizar un proyecto déjame un comentario.

 

Bibliografía

De la Luz Nieto, M. (2003). Metodología de evaluación de proyectos de viviendas sociales. Santiago de Chile: Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social ILPES.

 

El siguiente artículo ilustra los principales pasos para realizar un proyecto de vivienda social en la etapa de preinversión o factibilidad. Leerlo te proporcionara los conocimientos para empezar a liderar correctamente una iniciativa de este tipo de proyectos. Podrás diferenciar los pasos para analizar la problemática de las viviendas desde la preinversión.

Los pasos para realizar un proyecto están dados por las siguientes etapas: Preinversión, Inversión y Operación. Denominadas el ciclo de vida del proyecto. En la etapa de preinversión de un proyecto de vivienda social el principal objetivo es analizar y decidir la inversión. Durante la inversión se realiza el diseño y la ejecución de las obras civiles. Y en la etapa de operación se entregan las viviendas a los beneficiarios, así como seguimiento y evaluaciones ex post.

Preinversión

El objetivo de esta etapa en los proyectos de vivienda social, y en general para elaborar los proyectos, es analizar y decidir sobre la inversión. Es decir, asegurar que la intervención correcta sobre la población con deficiencias en la calidad de vida es a través de la vivienda, y no de otra forma, como un proyecto productivo o cualquier otra iniciativa que contribuya al desarrollo. En este sentido, es importante entender que el problema habitacional (llamase déficit cualitativo o cuantitativo) está generalmente asociado con las condiciones de pobreza y miseria de la población, por lo cual la vivienda en si misma solo constituye una solución física que genera otros beneficios. El primer paso para elaborar un proyecto de vivienda social es justificar su necesidad y establecer sus causas (análisis del problema).

De acuerdo con el estudio sobre América Latina y el Caribe (DUNCAN) acerca de las causas de una vivienda inadecuada, o infrahumana, son: Pobreza, bajos niveles de ingresos y desempleo, falta de acceso a terrenos, restricciones en la suplencia de vivienda, urbanización, derechos inciertos de propiedad y vivienda, políticas o marcos reguladores de trabajo ineficientes elaborados por el gobierno, desplazo de personas a través desalojos planificados, desastres naturales y guerras, y carencia de financiamiento. A continuación se presenta un árbol del problema para entender las causas. Sin embargo, para ampliación de la información ver: DUNCAN, J. (s.f.).

Árbol de problema de las causas del déficit de vivienda en América Latina y el Caribe

proyecto de vivienda social

Fuente: autores

Una vez se tenga certeza que la inversión de mayor prioridad sobre la población debe ser la vivienda, se debe considerar la forma de intervenir las viviendas. Una solución apropiada puede ser el mejoramiento o ampliación de las viviendas, antes de considerar la construcción nueva. La vinculación de la población involucrada permitirá un estudio de detallado del problema, así como alternativas de solución. Es decir, el segundo paso para elaborar un proyecto de vivienda social es determinar las alternativas y presupuestar la inversión de cada una.

En la preinversión se formula, especifica y detalla el proyecto, teniendo en cuenta las diversas alternativas técnicas que puedan existir para su materialización. Además se identifican, miden y valoran los costos y beneficios de cada alternativa, de manera de contar con los elementos necesarios para realizar la evaluación entre las alternativas. Por último, se establece un criterio de decisión suficientemente informado acerca de cuál es la alternativa más recomendable.

Con el bosquejo inicial de las alternativas en vivienda se realiza la estimación gruesa de costos y beneficios del proyecto. No es necesario el detalle en los proyectos de vivienda en esta etapa, por dos motivos: 1. El diseño de un proyecto de vivienda es una actividad que posee un costo considerable e introduce relativamente poca certeza adicional sobre los costos, por lo que es justificable no incluirlo en la etapa de inversión (De la Luz Nieto, 2003).

2. En los proyectos de vivienda muchas veces existe información estadística que permite una aproximación a los costos de construcción, conociendo la tecnología y materiales predominantes que se utilizarán en la construcción, se pueden estimar los costos promedios por metros cuadrados aplicables al tamaño que tendrá la vivienda. Sin embargo, y como se menciono en artículos anteriores es importante establecer las características y requisitos de urbanización del terreno posible del proyecto. El tercer paso, para realizar un proyecto de vivienda social es investigar las características y el costo de los posibles terrenos de construcción o ubicación de las viviendas.

Por otra parte, se debe tener en cuenta los beneficios que genera el proyecto de vivienda social, con el fin de poder realizar una evaluación y decidir sobre que alternativa es más factible y eficiente. Los beneficios que genera una vivienda a sus habitantes es ofrecer condiciones de seguridad, abrigo y protección. Beneficios difíciles de cuantificar, por esta razón los proyectos de vivienda social suelen evaluarse según la alternativa de mínimo costo, suponiendo que el beneficio neto es siempre positivo y que los beneficios son similares en todas las alternativas.  Sin embargo, se debe realizar un esfuerzo en investigación, y como última opción cuando el costo de la información sea muy alto, utilizar el criterio de costo-eficiencia o mínimo costo.

Utilizando la técnica de arboles, se pueden extraer algunos beneficios del árbol del problema anterior. Parte de los beneficios de proyectos de vivienda están representados por el ahorro de costos para la sociedad por la disminución de estos índices.

Por último, y el cuarto paso para realizar un proyecto de vivienda social es la evaluación. La clave de la evaluación consiste en incorporar en el análisis todos los costos pertinentes. Considerar la vivienda social desde una perspectiva integral que incorpore el entorno, implica incluir otros costos (servicios de agua potable, electricidad y evacuación de aguas servidas;  áreas verdes y juegos infantiles; educación y salud; vialidad y transporte) además de los directamente involucrados en la ejecución del proyecto.

La evaluación se realiza descontando a los beneficios los costos, y obtenido el valor presente de los flujos económicos y financieros del proyectos.

Es importante aclarar que los pasos para realizar un proyecto de vivienda social, en la etapa de preinversión, pueden variar según las normas y exigencias de los gobiernos nacionales y locales. El artículo expone los pasos más importantes para elaborar un proyecto de vivienda social de forma general.

Si deseas apoyo para realizar un proyecto déjame un comentario.

Bibliografía

De la Luz Nieto, M. (2003). Metodología de evaluación de proyectos de viviendas sociales. Santiago de Chile: Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social ILPES.

DUNCAN, J. (s.f.). Causas de la vivienda inadecuada en vivienda en América Latina y el Caribe. Recuperado el 19 de Abril de 2010, de http://www.habitat.org/lac/pdf/causas_de_la_vivienda_inadecuada_en_lac.pdf

Posteado por: Que es proyecto | marzo 3, 2011

Introducción para realizar un proyecto social de vivienda

Este artículo expone uno de los principales errores para realizar un proyecto social de vivienda.

Es importante saber que las decisiones con respecto a realizar un proyecto de vivienda, en Suramerica, en su mayoría se toman teniendo en cuenta el criterio de mínimo costo. Es decir, Si los beneficios sociales (que incluyen a los privados) son mayores que sus costos se justifica la realización del proyecto de vivienda.

El inconveniente de utilizar solo el criterio de costo mínimo puede presentar un sesgo, porque son los costos directos los que tienen mayor influencia. Los principales costos directos de proyectos de vivienda son: construcción y terreno. En este sentido, si existe una tipología de vivienda los costos de construcción, independiente del terreno, son semejantes. Por lo tanto, el aspecto de mayor influencia sobre la decisión será el terreno. Y como lo expresa, De la Luz Nieto (2003) el precio del suelo es lo que determina las decisiones de inversión de vivienda.

Lo expresado en el párrafo anterior es de mucha importancia y se debe manejar con delicadeza. A favor, se puede concluir que una forma rápida y simple de valorar un proyecto de vivienda son las condiciones y valor del terreno. Sin embargo, el suelo es más barato en aquellos lugares en que existe una menor cantidad de servicios urbanos, es decir, donde no existe la infraestructura de agua potable, electricidad, transporte, entre otros.

Por lo tanto, los proyectos de viviendas sociales que presentan el mínimo costo son aquellos ubicados en terrenos de la periferia de las ciudades o municipios, escasamente dotados de la infraestructura y el equipamiento requeridos (De la Luz Nieto, 2003). Y como consecuencia, mayor ineficiencia en el gasto de recursos públicos, porque resulta más costoso realizar las inversiones complementarias que alcancen las condiciones optimas de servicios. Adicional a esto, existe la desmotivación de la población beneficiaria por la exposición durante un tiempo a ambientes de dificultad, como lo son las carreteras sin pavimento, escases de colegios y centros de salud cercanos.

En este sentido, al realizar un proyecto de vivienda social en la etapa de preinversión (o factibilidad) se debe incluir, además del costo de la vivienda, los servicios de agua potable, electricidad y evacuación de aguas servidas;  áreas verdes y juegos infantiles; educación y salud; vialidad y transporte.

La evaluación de un proyecto de vivienda social debe realizarse como proyectos integrales, donde se diagnostique las posibilidades de desarrollo económico, a través de la valoración de condiciones complementarias para un mejoramiento de la calidad de vida más la construcción la vivienda.

Por último, si tienes algún proyecto de vivienda con el cual desees asesoría puedes dejarme un comentario.

 

Bibliografía

De la Luz Nieto, M. (2003). Metodología de evaluación de proyectos de viviendas sociales. Santiago de Chile: Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social ILPES.

 

Posteado por: Que es proyecto | febrero 28, 2011

Ejemplo de Diagnostico social, un paso necesario para realizar proyectos

En los artículos anteriores se ha mostrado paso a paso como hacer un proyecto, primero explicando la teoría, para luego, con otro artículo, ilustrar por medio de un ejemplo la elaboración de dicho paso en un proyecto real. El proyecto ejemplo es el desarrollo del sistema agroforestal del cacao como una estrategia para a recuperación económica, social y ambiental de municipios de un Departamento en Colombia.

En este sentido, este articulo muestra un ejemplo real, aprobado por organismos internacionales, de cómo hacer el diagnostico social para un proyecto.

Ejemplo de como hacer un diagnostico social para hacer un proyecto.

1. Característica socioeconómica

Las principales actividades económicas de los municipios del Departamento son la agricultura y la ganadería. Generando el  85% de los empleos e ingresos de los hogares., empleo considerado informal debido a que el ingreso promedio de un campesino en Colombia no sobre pasa el Salario mínimo legal vigente.

Esta informalidad es consecuencia de un desarrollo productivo ineficiente y aislado, como es característico de las poblaciones rurales. Las causas son muchas; la educación sin calidad y cobertura, el conflicto armado, carencias de servicios públicos, corrupción, factores naturales, migración de la población, políticas agrícolas, entre otras.

Estas condiciones adversas para el desarrollo han generado en las provincias extrema pobreza en la población, adquiriendo solo lo necesario para sobrevivir. En promedio, el  35% de la población carece de más de dos necesidades básicas satisfechas, es decir vive en miseria, siendo la dependencia económica una de las carencias más críticas.

La figura muestra que en promedio el 17% de las viviendas de estos municipios depende económicamente de un solo miembro para mantener a más de tres personas. Si el nivel de educación, del miembro ocupado, es máximo dos años de primaria existe una alta probabilidad que el empleo no sea formal, es decir, debido a que no se cuentan con las capacidades para desempeñarse en actividades que requieran un mínimo de conocimientos técnicos, es probable que la remuneración sea muy escasa y poco digna para la subsistencia.

Figura. Componente de dependencia económica

Fuente: DANE, Censo 2005

Los cuatro municipios se encuentran en promedio 12 puntos porcentuales por encima del Departamento en dependencia económica.

Si la falta de oportunidades de empleo es el problema, las soluciones para el desarrollo deben ser iniciativas de trabajo sostenible. De esta forma cualquier opción productiva se justifica debido al impacto positivo en la política de lucha contra las pobrezas.

1.2 Pobreza

La pobreza en el Departamento en las zonas urbanas medida por NBI es del 15,4% de la  población total, y en las zonas rurales es del 32,22%. Sin embargo, en los municipios en las zonas urbanas la población pobre por NBI asciende al 25,85% en promedio y en las zonas rurales asciende 60,29%. (Ver cifras DANE).

1.3 Educación

La educación es uno de los instrumentos más importantes con que cuentan los países para reducir la pobreza y la inequidad, para sentar las bases del crecimiento económico sustentable, construir sociedades democráticas y economías dinámicas y globalmente competitivas (BRUNS, y otros, 2003)

Figura. Años promedio de educación población mayor a 15 años en 2008. Municipios

Fuente: Sisben 2008

En el Departamento el promedio de años de educación es de 6 años. Sin embargo, el promedio de los municipios es de 4,5 años.

El porcentaje de analfabetismo en el Departamento es de 6% y en los municipios es de 12,2% en promedio, 6 puntos por encima.

2 Beneficiarios del proyecto

El proyecto tiene como beneficiarios a familias campesinas, inicialmente, de los municipios con condiciones de agroecológicas potenciales para el cultivo del cacao

Se beneficiarían en la primera fase 1.409 familias, parte de ellas pertenecientes al programa Familias Guardabosques de los municipios.

2.1 Características de la población afectada y de la población beneficiaria

Las condiciones más críticas en cuanto a pobreza y miseria medidas por NBI se observan en las veredas productoras de cacao por cada uno de los municipios. Como característica general de los beneficiarios se evidencia que son personas desempleadas o con escasez de ingresos, jefes de hogar.

Son pequeños propietarios que cuentan en promedio con 3 hectáreas aptas para el cultivo del cacao, un pequeño terreno adicional para asegurar cultivos de pancoger y que en buena parte de ellos en algún momento han sembrado cultivos ilícitos.

2.2 Criterios para seleccionar la población beneficiaria

Las parcelas deben cumplir con los requisitos de titularización y las familias deben de disponer de mano de obra para cultivar, puede ser el jefe del hogar o una persona mayor de edad.

Deben comprometerse a la erradicación y cambio de cultivos ilícitos, cuando lo tengan,  por la siembra de cultivos de cacao.

Debe estar inscrito en una asociación de campesinos dedicados al cultivo del cacao y cumplir con las normas exigidas en está.

2.3 Análisis y proyección de la demanda y oferta

La tabla expresa la proyección de los rendimientos en el cultivo del sistema agroforestal cacao-plátano-maderables, durante los 25 años de vida útil del proyecto. Presentándose de la siguiente forma la oferta;

Tabla. Proyección de la oferta del proyecto

Se espera la demanda de la producción del cacao, el plátano es cultivo para sostenimiento familiar e la fase inicial del proyecto.

2.4 Justificación de la demanda del proyecto

El mundo presenta un déficit estructural en la producción generando por el aumento de la demanda y por tanto, la posibilidad de buenos precios para el grano. Las previsiones sugieren que esta tendencia puede mantenerse durante buena parte de la primera (Federación Nacional de Cacaoteros (Fedecacao), 2009)

Los países productores de cacao tienen una gran oportunidad para incrementar su producción o áreas cultivadas, esto se visualiza en el balance del gremio cacaotero presentado para el 2008 y 2009. Evidenciándose un déficit preliminar de 73 mil toneladas entre oferta y demanda frente al promedio mundial del grano. Lo cual sustenta los más recientes estimativos de la Organización Internacional del Cacao, ICCO, que pronosticaba un déficit previsto de las existencias totales del grano, al cierre del año cacaotero se situarían en 1,49 millones de toneladas, cifra equivalente al 42,6 por ciento de las moliendas anuales. (Revista Dinero, 2009)

Conjunto a esto, se tiene que las proyecciones al 2010 (año en curso), la producción mundial  de cacao presentara una reducción de aproximadamente 262 mil toneladas, lo cual se atribuye a la caída registrada por Costa de Marfil y Ghana (mayores productores actuales).

Colombia presenta un déficit en la producción de cacao, lo cual hace que este en desventaja competitiva en este mercado a países como ecuador y Brasil, conjunto a esto se tiene que para el 2022 la producción de cacao incrementara 4.5 veces, para lo cual Cundinamarca posee gran  potencial.

Según la ICCO, en 2009 se estima una producción de cacao en Colombia de 44.600 toneladas, que con la producción actual no se ha logrado alcanzar, y presenta tendencia a la baja en diferentes regiones del país. Respecto a la demanda interna según Fedecaco para el 2009 es de 60.000 toneladas lo que genera importaciones de aproximadamente 15.000 tonelada, ya que la producción interna no suple la totalidad de dichas necesidades. Por tal razón en la actualidad el cultivo del Cacao es uno de los sistemas productivos que puede ser una gran alternativa para las familias campesinas por su rentabilidad y mercadeo asegurado.

Por último, los pasos para realizar un proyecto pueden variar según la estructura y objeto del mismo. Por tal razón, aunque el paso para realizar un diagnostico social generalmente es como se muestra en el ejemplo, es importante revisar si la información que se muestra en el diagnostico contribuye a justificar el proyecto.

Si deseas saber más acerca de cómo hace tu proyecto, déjame un comentario.

Bibliografía

PNUD, Secretaria de desarrollo social. (2010). Desarrollo del sistema agroforestal del cacao como una estrategia para la recuperación económica, social y ambiental de las provincias de rionegro y gualiva del departamento de Cundinamarca. Bogotá: PNUD.

Secretaría de Desarrollo Social. (2010). Política Pública: Guerra contra las pobrezas y la exclusión social. Bogotá: Gobernación de Cundinamrca – PNUD.

 

En este artículo se exponen los principales conceptos de un diagnostico social y económico para un proyecto social. Al aplicar estos conceptos en la realización de tu proyecto podrás estar dando un paso seguro en la forma correcta para formular una solución exitosa.

El diagnostico social y económico de la población objetivo es uno de los pasos claves para realizar un proyecto, permite reforzar la justificación del mismo, puesto que se pueden esclarecer lo beneficios directos  e identificar externalidades o beneficios indirectos. Así como determinar el déficit que se espera suplir con el proyecto

El objetivo de realizar un diagnostico es expresar la situación de carencia de condiciones esenciales para la subsistencia y el desarrollo de la población.  La forma correcta es:

1. Expresar la situación en la cual se encuentran las necesidades básicas, físicas e infraestructura social por medio de indicadores. Esto se refiere a expresar las condiciones de alimentación, vivienda, salud, ingresos, entre otros, a través del uso estadístico de indicadores provenientes de fuentes de información reconocidas. Es importante que las fuentes de información sean reconocidas y tengan credibilidad en medir las condiciones de la Población. En Colombia la fuente de mayor confiabilidad es el Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE.

Dentro de estos indicadores se pude resaltar según su factor:

Pobreza: Necesidades Básicas Insatisfechas, nivel de ingresos y bajo peso al nacer.

Educación: Años promedios de educación, analfabetismo y cobertura bruta.

Igualdad de género: Abuso sexual, violencia familiar y trabajo infantil

Salud: Mortalidad infantil, cobertura en tripe viral, mortalidad materna, mortalidad por cáncer de cuello uterino, mortalidad por cáncer de mama y porcentaje de partos institucionales, y  mortalidad por VIH/SIDA

Infraestructura social: Déficit de vivienda, cobertura en acueducto y alcantarrillado

2. Características de la población de referencia, afectada y objetivo.

En el proceso de diagnostico para la determinación de la demanda social, podemos identificar tres tipos de poblaciones:

Población de referencia: Es el número de personas que tomamos como marco de referencia para cálculo, comparación y análisis de la demanda.

Población afectada: Es el segmento de la población de referencia que requiere de los servicios del proyecto para satisfacer la necesidad identificada. También llamada población carente.

Población objetivo o beneficiaria: Es aquella parte de la población afectada a la que el proyecto, una vez examinados los criterios y restricciones, está en condiciones reales de atender.

Lo ideal es que la población objetivo sea igual a la población afectada, es decir, que el proyecto pueda atender efectivamente a la totalidad de la población necesitada.  No obstante, restricciones de índole tecnológica, financiera, cultural, institucional, generalmente hacen que la demanda supere la capacidad de atención, por lo que en muchos casos será necesario aplicar criterios de factibilidad y definir prioridades para atender el porcentaje de población carente que permitan los recursos disponibles (Sanín, 1995).

3. Criterios para la seleccionar la población beneficiaria

En este punto se exponen las características que tiene la población beneficiaria, que la diferencian del resto, o que la hacen necesaria de intervención del proyecto.

4. Proyección de la demanda y oferta

La proyección de la demanda hace referencia al crecimiento en la exigencia de consumir el bien o servicio que se carece. Mientras la oferta es la proyección en la producción del bien o servicio que se genera al realizar el proyecto.

Para realizar estas proyecciones se pude utilizar estadística descriptiva e inferencial, análisis de correlación, regresiones simples lineal, no lineal y múltiple lineal.

5. Análisis del déficit o demanda insatisfecha

Es muy importante demostrar el déficit que existe sin realizar el proyecto y la forma como gradualmente se generaría mayor deficiencia si no se realiza el proyecto.

También es necesario realizar el análisis de la medida en que el proyecto suplirá dicho déficit, contrastando la proyección de la demanda con la oferta

6. Justificación de la demanda

Por último, es importante explicar el comportamiento social de los beneficiarios, de cómo estos perciben el bien o servicio y buscaran adquirirlo con el fin de mejorar su situación.

Bibliografía

Sanín, H. (1995). Guía metodológica general para la preparación y evaluacón de proyectos de inversión social. Santiago de chile: Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social – ILPES.


Si deseas asesoría sobre tu proyecto, déjame tu comentario.

Older Posts »

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 29 seguidores